Follow by Email

martes, 13 de marzo de 2012

Ma petite

La pequeña princesa asegura que no me conoce…Está bien, supongo que tu desmemoria principesca te convierte en una extraña para Mí , ¿verdad ma petite?. Fuiste mía, una noche. Y no olvides, pequeña desmemoriada, que siempre se vuelve al primer amor.
Paris, primavera del 2008, una joven de grandes ojos y pelo cortado a lo garçon pasea por les Champs Elysées, sola y frágil. Dos mujeres solas…te ofrecí un marron glacé, ¿lo has olvidado? las dos solas en una ciudad de cielos plomizos y abiertos al amor…Ahora que te conozco, juraría que aquel nuestro primer encuentro en les Champs lo buscaste deliberadamente, con la paciencia de una encantadora arribista.
Te inicié en los placeres prohibidos de mi Jardín Secreto, después de una cena en Maxims y una velada inolvidable en la Opera. Parsifal…Bucanera tenía razón, elegiste ese nombre porque te fascinó el personaje femenino de la ópera wagneriana. Kundry nació aquella noche, en los palcos de la Opera de Paris.
Lo nuestro, también….ma petite.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario